GECA, presente en la Conferencia de presentación sobre La Ley de Mecenazgo de Andalucía

La Asociación de Gestores Culturales de Andalucía (GECA) estuvo (representada por la Vicepresidenta Occidental, Susana Muñoz, en el Desayuno coloquio, organizado por el Grupo Joly, denominado “El pacto por la Cultura: la Ley de mecenazgo”, a cargo del Consejero de Educación, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía, Luciano Alonso. 

 

El Consejero, que reunió a un centenar de representantes del sector político, cultural (artistas, gestores culturales) e informativo de Andalucía, presentó la futura Ley Andaluza de Mecenazgo (hoy Anteproyecto de Ley por el que se adoptan Medidas Tributarias y Administrativas destinadas a estimular la actividad cultural en Andalucía como la alternativa de Andalucía a un modelo estatal al que calificó de “caduco”, apuntando que llegará hasta donde alcancen las competencias de la comunidad autónoma.

 

El Consejero apuntó que “la sociedad comienza a demandar con fuerza la liberación parcial de la tutela pública de la cultura, sin que esto suponga su entrega al mercado, sino a la sociedad civil”, señalando que la nueva Ley, que podría entrar en vigor en noviembre de este año, generará un nuevo marco cultural de colaboración público-privado, donde se rompa de manera definitiva con el modelo de la subvención. En este sentido, reclamó una mayor implicación por parte de la ciudadanía y del empresariado (gran parte del cual se encontraba presente en la sala), sin especificar cuál será la participación de la Administración Pública Andaluza a partir de ahora. Al mismo tiempo, achacó la reducción del Presupuesto destinado a Cultura por parte de las Administraciones Públicas, donde el retroceso es del 35% de los Presupuestos Generales del Estado, al “descenso brutal” del consumo cultural de las familias, debido a la situación económica y a la subida del IVA Cultural del 21%.

 

 En este sentido, reclamó a la Administración central un nuevo marco jurídico que mejore la actual Ley 49/2002 de Régimen Fiscal de las Entidades sin Fines Lucrativos y de Incentivos Fiscales al Mecenazgo, sobre la que dijo, «no está al nivel de las legislaciones europeas, ni de lo que demanda la sociedad española,» y «sólo ha propiciado un mecenazgo para las grandes empresas y las grandes fortunas». Apuntó que la nueva legislación española debería favorecer que las empresas, sobre todo pymes y micropymes, tengan acceso al mecenazgo cultural; incorporar nuevas fórmulas de incentivos, como el micromecenazgo, abiertas a toda la ciudadanía; y equiparar los incentivos fiscales a los niveles europeos, tanto en el impuesto sobre la Renta como en el de Sociedades, ejemplificando en Francia y el Reino Unido.

 

Alonso se remitió a los datos del Anuario de Estadísticas Culturales 2013 del ministerio de Educación, Cultura y Deporte –según los cuales se ha reducido en un 25% desde el inicio de la crisis el número de puestos de trabajo, aunque supone un 2,6% del empleo nacional, cuenta con 75.000 empresas y genera más del 3,5 del PIB nacional- y del Observatorio de la cultura 2013 -que apunta a que el 60% de las empresas culturales se han visto afectadas muy negativamente por la crisis- para cimentar su apuesta por la Ley andaluza como una alternativa al modelo estatal y a la crisis del sector. Sin embargo, sobrevoló sobre las medidas específicas destinadas a paliar la pérdida de empleo en el sector de la cultura, al que calificó como esencial para la economía andaluza.

 

Alonso, desgranó las grandes líneas del Borrador de Ley, cuya tramitación está muy avanzada y llegará al Parlamento de Andalucía en marzo o abril de este año. Entre ellas, apuntó que para optimizar los recursos propios de las instituciones culturales, se prevé la creación de una tasa para el uso especial de estos espacios de la Junta, como por ejemplo para la celebración de actos sociales, instituciones o privados, que no grava las actividades habituales pero sí las extraordinarias. Añadió que el anteproyecto de ley se completa con diversas disposiciones dirigidas a facilitar la participación ciudadana, la transparencia y las iniciativas de colaboración pública-privada. Se prevé de este modo la creación del Consejo Andaluz de la Cultura, la regulación de la gestión descentralizada de las donaciones a instituciones culturales de la Junta y la constitución del Registro Andaluz de Colaboración Cultural, que facilitará la contribución de la ciudadanía al desarrollo de proyectos y empresas culturales. En la misma línea, la ley también creará los premios a la colaboración privada en la cultura de Andalucía.

 

A preguntas de los asistentes sobre diversas cuestiones, como la solución definitiva a las Atarazanas Reales de Sevilla o la falta de apoyo por parte de la Consejería de Cultura a la Bienal de Flamenco de Sevilla, el Consejero de Educación, Cultura y Deporte achacó la parálisis y el desencuentro actual, a la falta de disposición y sintonía tanto por parte de la administración local, como de otros agentes implicados.

 

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.